enfermeria.

domingo, 26 de marzo de 2017

Mecanica Corporal: Movilización y cambios posturales


Los cambios frecuentes de postura en los pacientes encamados tienen como finalidad:
– Evitar la aparición de isquemia en los llamados puntos de presión, debido a la acción de la gravedad y al propio peso.
– Evitar que la ropa que cubre la cama roce la piel y llegue a producir lesiones.
– Prevenir la aparición de úlceras por presión.
– Proporcionar comodidad al paciente.

Para ello el auxiliar de enfermería debe cuidar que:
– Las sábanas estén limpias, secas y bien estiradas.
– Las zonas de mayor presión corporal estén protegidas.
– Las piernas estén estiradas y los pies formen ángulo recto con el plano de la cama.

Para realizar los cambios posturales se necesitan los siguientes materiales:
– Almohadas y cojines.
– Férulas.
– Ropa limpia para cambiar la cama.
– Protectores de protuberancias si fueran necesarios.


Procedimientos para colocar al paciente en diferentes posiciones:

Estos procedimientos se denominan cambios posturales. Para realizarlos correctamente tendremos en cuenta los aspectos generales nombrados en la introducción anterior.

Los cambios posturales frecuentes evitarán las úlceras por presión o de decúbito y las movilizaciones frecuentes mejorarán el tono muscular, la respiración y la circulación del paciente.

Para movilizar al paciente se deberá tener en cuenta su estado y si puede colaborar en dicha movilización.


MOVILIZACIÓN DEL PACIENTE HACIA LA CABECERA DE LA CAMA (2)

Paciente no colaborador (2 personas):

Cada persona se debe colocar a un lado de la cama, con los pies separados y las rodillas ligeramente flexionadas.
Retirar la ropa superior de la cama junto con la almohada.
Introducir un brazo por debajo del hombro del paciente, y el otro debajo del muslo. Sujetarlo y aprovechar la extensión de las rodillas previamente flexionadas para elevarlo hasta llegar a la cabecera de la cama.

Paciente colaborador (1 persona):

Es necesario colocarse junto a la cama del enfermo, y a la altura de su cadera.
Decirle al enfermo que se sujete a la cabecera de la cama y flexione sus rodillas, apoyando la planta de los pies sobre la cama.
Colocar nuestros brazos bajo las caderas del paciente.
Pedir al paciente que, haciendo fuerza con sus pies y brazos, intente elevarse, y ayudarlo a subir con su propio impulso.


2.MOVILIZACIÓN DEL PACIENTE HACIA LA CABECERA DE LA CAMA, AYUDADOS POR UNA SABANA

(con 2 personas, una a cada lado de la cama) (2).

Colocar al paciente en decúbito lateral, próximo a un borde de la cama, e introducir una sábana entremetida por el lado contrario al que está girado. Desplazarlo hacia el otro lado y sacar la parte de la sábana que falta
Cada persona agarra fuertemente su lado de la entremetida, y efectúa el desplazamiento hacia la cabecera, evitando las fricciones.

MOVILIZACIÓN DEL PACIENTE HACIA UN LATERAL DE LA CAMA(1)

Frenar la cama y ponerla en posición horizontal. Subir la barandilla del lateral hacia el que vamos a mover al paciente, para evitar caídas.
Pasar un brazo bajo los tobillos, y el otro bajo las rodillas.
Tirar suavemente de la parte del cuerpo que tenemos cogida hacia el lateral de la cama deseado.
Situar un brazo bajo los glúteos, y el otro por encima de la zona lumbar, desplazando el resto del cuerpo hacia el lateral deseado.
Movilizar la parte que nos queda: colocar un brazo por debajo del tórax y el otro por debajo del cuello.

MOVILIZACIÓN DE UN PACIENTE ENCAMADO A LA POSICIÓN DECÚBITO LATERAL(1)

Mover al paciente hacia el lado contrario a dónde va a mirar cuando le giremos.
Colocados en la parte de la cama más cercana al paciente, cruzamos su brazo más cercano porencima de su pecho y separamos el otro del cuerpo.
Colocamos el tobillo y el pie más cercanos al paciente por encima del otro pie y tobillo.
Colocados a la altura de la cintura del paciente en el lado hacia el que lo vamos a girar,flexionando las rodillas y apoyando el peso sobre un pie adelantado, colocamos una mano debajode la cadera más alejada del paciente y la otra sobre el hombro del mismo lado.
Trasladamos el peso así del pie adelantado al atrasado a la vez que giramos al paciente haciaeste mismo lado.

MOVILIZACIÓN DE UN PACIENTE ENCAMADO A LA POSICIÓN DECÚBITO PRONO (1)

Mover al paciente hacia el lado contrario a dónde va a mirar cuando le giremos.
Flexionarle el brazo y la pierna más próximos a la orilla y acercar a su cuerpo el otro brazo paraque ruede sobre él.
Hacerlo girar con suavidad hasta la posición y alinearlo correctamente.
Reordenar la cama y colocar las almohadas necesarias

AYUDAR AL PACIENTE A SENTARSE AL BORDE DE LA CAMA(1)

Ayudar al paciente a clocarse en decúbito lateral de cara a nosotros y levantamos la cabecerahasta la posición más alta posible.
Colocar las piernas y los pies del paciente, mirando hacia la esquina más alejada de los pies dela cama.
Con una base de apoyo amplia, adelantando el pie más cercano, inclinamos el tronco y flexionamoslas rodillas colocando un brazo alrededor de los hombros del paciente y el otro debajo desus muslos junto a las rodillas.
Levantamos ligeramente los músculos del paciente.
Girar sobre la planta de nuestros pies en la dirección deseada, tirando al mismo tiempo de lospies y piernas del paciente fuer de la cama.
Sujetar al paciente hasta que haya alcanzado un equilibrio adecuado y se encuentre cómodo


Procedimiento para caminar

El acto de caminar, tiende a iniciarse actualmente con prontitud, tanto para evitar la aparición de lesiones relacionadas con la inmovilidad, como para conseguir que el paciente recupere su independencia lo antes posible y colabore en sus cuidados.

El inicio lo señala el médico, y se hace de forma gradual: al principio el paciente debe de ser capaz de conservar la posición sentada sin complicaciones, después la de bipedestación, y más tarde, puede comenzar a dar pequeños paseos que no le fatiguen en exceso, siempre que conserve el equilibrio.

En algunas ocasiones, después de largos períodos de convalecencia en cama, deberá transcurrir un tiempo para que el paciente se reacostumbre a la posición vertical. Esta adaptación, suelen planificarla los fisioterapeutas, para lo que pueden valerse de medios como la cama electrocircular o el plano inclinado.

Cuando el paciente mantiene la bipedestación y puede caminar, a veces será necesario el empleo de medios auxiliares, como andadores, sillas de ruedas y muletas, o la ayuda del personal de enfermería para el desplazamiento.

Antes de comenzar el procedimiento debemos realizar una breve valoración del estado de salud para actuar con seguridad.

Esta evaluación debe incluir:

Capacidad para moverse (estabilidad, agilidad, amplitud y velocidad de movimiento…).
Dolor o malestar con el movimiento.
Capacidad para entender explicaciones.

Procedimiento:

Coloque al paciente sentado al borde de la cama unos minutos y explíquele que respireprofundo varias veces.
Asegúrese de que el paciente no siente mareo al ponerse de pie.
Actúe como soporte del paciente, al lado de la cama, durante unos minutos hasta que él o ella se sientan estables.

Debemos tener en cuenta que, mientras el paciente realiza el desplazamiento, tenemos que observar atentamente cualquier cambio que se produzca en el paciente para evitar caídas.

Maneras de proceder:

Si el paciente puede caminar solo: fomentaremos este tipo de ejercicio, caminando cercade él para ayudarle en caso de dificultad o debilidad. Puede agarrar con su mano el brazodel paciente para darle una mayor seguridad.
Si el paciente parece muy inestable: sujetaremos al paciente por la cintura con el brazomás cercano a nosotros, y con el otro lo sujetaremos por el codo.
Si está muy débil: es necesario el apoyo de los profesionales de la salud y un miembro dela familia. Cada ayudante sostendrá la parte posterior del brazo del paciente con una manoy el antebrazo con la otra.
Si está muy débil y comienza a caerse: tomaremos al paciente por las axilas y lo ayudaremos a deslizarse hasta el suelo o a una silla cercana.



Traslado del paciente:

El traslado consiste en la movilización del paciente de una superficie a otra. Este conlleva más riesgo por el cambio de plano y de superficie de apoyo, además hay un momento en el que paciente y profesional se queda sin apoyo, lo que da más inseguridad y posibilidad de que el paciente sufra una caída. Para evitar esta última situación debemos tener una adecuada percepción del medio y conocer correctamente la ejecución de los siguientes traslados. (1)


4.1. Traslado de cama a camilla
4.2. Traslado de cama a silla de ruedas
4.3. Traslado a otra unidad de hospitalización
4.4. Traslado a otro centro hospitalario
4.5. Traslado del paciente mediante silla de ruedas o camilla
4.6.Instrumentos para la transferencia

4.1. Cama a camilla:
La camilla se colocará paralela a la cama, frenadas ambas. Si el paciente puede desplazarse, se le ayudará a colocarse en la camilla, si no pudiera moverse se le desplazará con la ayuda de una, dos, tres y hasta cuatro personas.

Toda movilización dependerá del del grado de movilidad que disponga el enfermo y del número de personas que intervengan en la misma.

Desplazamiento de cama a camilla según número de personas.
Con una persona (1)

Si el enfermo posee movilidad, puede trasladarse a la camilla con algo de ayuda por parte del celador o auxiliar. De lo contrario, el celador se deberá colocar al lado de la camilla, que se habrá pegado a la cama y frenado previamente, y tirar del enfermo hacia él en tres pasos: primero se tirará por los hombros, después por las caderas y, por último, por las piernas. Otra posibilidad es la de que el celador tire hacia él de las sábanas sobre las que se encuentra el paciente.

Con dos personas

Una realiza la movilización del enfermo y la otra se asegura de fijar la camilla para que no se mueva y de ayudar a la primera.
La camilla se coloca paralela a la cama y bien pegada a ésta.(frenadas)
Previamente se habrán sacado la sábana, la entremetida y el hule (salvacamas).
Una de las dos personas se coloca en la parte central del lado externo de la camilla y tira de la entremetida hacia sí, mientras la otra se coloca en la cabecera sujetando al enfermo por los hombros, levantándolo y acercándole hacia la camilla.

Otra variante con dos personas es situarse una en un extremo de la cama y otra en el extremo contrario de la camilla, y movilizar al paciente desplazando la entremetida que está debajo del mismo.





Con tres personas (2) (Movilización en Bloque)

La movilización en bloque se emplea para que el cuerpo conserve una alineación recta, con cuidado para no provocar más lesiones. Requiere la participación de dos o tres celadores.
Se emplea cuando el enfermo no puede moverse en absoluto.
La camilla se coloca perpendicular a la cama, con la cabecera de la camilla tocando los pies de la cama; (ambas frenadas).
Las tres personas se sitúan frente a la cama, adelantando un pie.
Doblan las rodillas al unísono y colocan sus brazos bajo el paciente: el primero, uno por debajo de la nuca y hombros y el otro en la región lumbar; el segundo, uno bajo la región lumbar y otro debajo de las caderas, y el tercero, uno debajo de las caderas y el otro debajo de las piernas.
Después vuelven al paciente hacia ellos haciéndole deslizar suavemente sobre sus brazos(que se mantienen cerca del cuerpo para evitar esfuerzos inútiles).
Se levantan, giran los pies y avanzan hacia la camilla, luego doblan las rodillas y apoyan los brazos. Los movimientos han de ser suaves y simultáneos para dar seguridad al enfermo y evitar que se asuste.











Con cuatro personas

Colocar la camilla junto a la cama del paciente en posición paralela, asegurándose de que ambas estén frenadas.
Dos auxiliares se pondrán en el lado de la cama del paciente y los otros dos se situarán en el lado de la camilla.
Emplear una sábana entremetida que sujete al paciente desde la cabeza a los muslos y enrollar sus extremos lo más cerca posible del paciente para evitar posibles accidentes.
Acordar una señal entre los cuatro para elevar levemente al paciente al mismo tiempo que es trasladado a la camilla.
Instalar al paciente en posición adecuada y taparlo.

Tipos de desplazamientos (3):

Transporte simple en brazos:
Lo puede realizar una sola persona en caso de que la persona que haya que transportar sea de poco peso o una persona que pueda colaborar en su movilización.

Enfermera: manos y brazos por detrás asentaderas y espalda rodillas flexionadas al coger, extensión al levantar.
Paciente: Rodea con los brazos por detrás el cuello de la enfermera

Horizontal, camilla en paralelo:
La camilla ha de colocarse en paralelo y junto a la cama. Ambas colocadas a la misma altura y frenadas.
Para esta técnica son necesarias cuatro personas:
Dos al lado de la camilla, una en la cabecera y otra en el centro.
Dos al lado de la cama, una en el centro y la otra a los pies.
Una vez colocados hay que introducir los brazos por debajo del paciente con las palmas de las manos extendidas hacia arriba. Hay que colocar bien los brazos, los movimientos han de ser lo más coordinados posible, para el bienestar del paciente y del personal que se encarga de la movilización.
Primero se realiza la fuerza cargando por la pelvis y la cadera, luego, cabeza y hombros y finalmente, las piernas y los pies. Entonces se iza al paciente y se le traslada. Finalmente se retiran los brazos todos al mismo tiempo con movimientos suaves para evitar molestias al paciente.

Horizontal, camilla perpendicular:
La camilla se encuentra situada perpendicular a la cama. La cabecera de la camilla debe estar situada a los pies de la cama.(ambas frenadas)
Para esta movilización son necesarias 3 personas, colocadas aun lado de la cama y con el pie más cercano a la camilla adelantado.
Para realizar la carga del paciente una persona ha de colocarse en la cabecera de la cama, centro y a los pies. La que esta en la cabecera sujetara cabeza y hombros, la persona colocada el centro sujetará pelvis y cadera y laque se encuentra en los pies sujetará cadera y piernas.Deben pasar los brazos por debajo del paciente y acercar al paciente lo máximo posible a su cuerpo.
Una vez colocadas levanta ligeramente al paciente y se da un paso atrás caminando hacia la camilla, donde se deposita al paciente con movimientos suaves.
Con sabana:

Situarse en la misma posición que en el caso de "horizontal, camilla en paralelo".
Agarrar los bordes de las sábana enrolladas hacia el paciente todo lo posible.
Izar y trasladar a un tiempo.

Introducción

Al trasladar a un paciente desde su cama, lo más importante es evitar lesiones tanto al enfermo como a la espalda de la persona que lo levanta.
Procedimiento ( si el paciente colabora)

Colocar la silla con el respaldo en los pies de la cama y paralela a la misma.
Poner el freno a la silla de ruedas. Si aún así hay peligro de que la silla se mueva harán falta dos personas, una de las cuales sujetará la silla por el respaldo para evitar su movimiento.
Si la cama está muy alta se colocará un escalón firme con una superficie suficiente para que el enfermo se mueva sin caerse, o si es eléctrica se bajará lo máximo posible.
El paciente se sentará en el borde de la cama y se pondrá, con la ayuda de el/la enfermero/a, la bata y las zapatillas (de forma que no se le salgan con facilidad).
El/La enfermero/a se coloca frente al enfermo con el pie que está más próximo a la silla por delante del otro.
El paciente pone sus manos en los hombros del enfermero/a mientras éste lo sujeta por la cintura.
El enfermo pone los pies en el suelo y el/la enfermero/a sujeta con su rodilla más avanzada la rodilla correspondiente del enfermo para que no se doble involuntariamente.
El/La enfermero/a gira junto con el enfermo y, una vez colocado frente a la silla, flexiona las rodillas de forma que el enfermo pueda bajar y sentarse en la silla.

Procedimiento ( si el paciente no colabora)


1. Trasladar al paciente a la orilla de la cama.
2.Colocar la cama en posición de Fowler.
3.Situar el sillón o la silla de ruedas, paralelo junto a la cama, con el respaldo próximo a la cabecera.
4.Si se trata de una silla de ruedas, retirar el soporte del brazo próximo a la cama, levantar los soportes de los pies y frenarla.
5.Situarnos detrás del respaldo de la silla o sillón y la otra auxiliar o enfermera frente a el paciente, en la misma orilla de la cama.
6.El primer auxiliar colocará sus brazos bajo las axilas del paciente, sujetándoles con las manos por el extremo inferior de los antebrazos, que el paciente tendrá cruzados sobre su tórax.
7.El segundo auxiliar le sujeta por debajo de los muslos.
8.Con un movimiento simultáneo, trasladar al paciente a la silla o sillón, donde quedará acomodado.


4.3. Traslado a otra unidad de hospitalización

Consiste en ubicar al paciente a otra unidad de hospitalización dentro del mismo centro, garantizando la continuidad de los cuidados del paciente durante el traslado.

Material a utilizar:
Medio de transporte adecuado: silla de ruedas, cama, camilla, cuna, incubadora, etc.

Necesario: impreso de traslado, historia clínica, bolsa con los enseres personales, medicación.

Condiciones previas:
Comprobar la identidad del paciente a trasladar.
Notificar el traslado al servicio de admisión, dietética, farmacia y servicios centrales cuando tenga exploración pendiente.
Informar al paciente y familia la razón del traslado, lugar de destino y hora prevista.
Valorar estado general del paciente para escoger el medio de transporte adecuado.
Llamar al lugar de recepción para comprobar que todo esté preparado para recibirle.
Comprobar el buen estado de sueros, sondas, drenajes y el estado de higiene del paciente.
Preparar la medicación necesaria antes del traslado.
Recopilar historia clínica y anotar en los registros de enfermería la evaluación del plan de cuidados ejecutado y los problemas de enfermería en curso y todo lo realizado. Enviar al servicio de admisión.

Proceso de traslado:

Asegurar una posición cómoda y adecuada durante el traslado.
Adjuntar los objetos personales del paciente.
Se trasladará al paciente acompañado de personal de enfermería si precisa.
Avisar al servicio de limpieza.
Avisar al servicio de admisión de la disponibilidad de la cama.

Traslado del paciente a pruebas complementarias o exploraciones

Consiste en enviar al paciente a otro servicio del hospital donde se le realizarán pruebas complementarias o exploraciones, de forma segura, cómoda y evitando complicaciones.

Material complementario en pruebas complementarias o exploraciones:

- Autorización para la prueba solicitada.
- Impreso solicitud de la prueba.
- Historia clínica del paciente.
- Impreso petición de ambulancia, si precisa.
- Equipo para oxigenoterapia y sueroterapia, si precisa.

Procedimiento:

Verificar datos de identificación del paciente con los de la prueba solicitada.
Preservar intimidad del paciente.
Informar paciente y familia.
Solicitar la colaboración del paciente.
Comprobar y adjuntar autorización firmada para la prueba.
Cursar ambulancia, si precisa.
Comprobar la correcta higiene del paciente y cama.
Preparar al paciente para su traslado: revisar sueros y garantizar su ritmo de perfusión, posición de catéteres, drenajes y apósitosfijándolos si es necesario.
Adjuntar documentación según protocolo de la prueba.
Se trasladará al paciente acompañado por el personal de enfermería, si precisa.
Registrar en la documentación de enfermería: procedimiento, motivo, fecha y hora, incidencias y respuesta del paciente.

Recepción del paciente tras exploraciones o pruebas complementarias

Conjunto de actividades que realiza el enfermero al recibir al paciente tras la exploración o prueba complementaria para valorar su estado general y garantizar la continuidad de los cuidados.

Material necesario tras el traslado:

- Historia clínica completa del paciente.
- Material oxigenoterapia, sueroterapia, aspiración, drenaje, si precisa.
- Registros de enfermería.

Procedimiento:

La enfermera responsable de los cuidados recibirá al paciente.
Verificar datos de identificación del paciente.
Acompañar al paciente hasta su instalación definitiva en la habitación.
Disponer de soportes, conexiones, etc. Para los dispositivos y elementos terapéuticos.
Revisar sueros, catéteres, drenajes y apósitos, fijándolos si precisa.
Revisar historia clínica ajustando tratamientos y cuidados.
Realizar valoración del paciente comparándola con la del ingreso para adecuar los cuidados a la situación actual.
Controlar, medir y anotar el débito de los drenajes, si los hubiera.
Si las condiciones del paciente lo permite, facilitar el acceso moderado de los familiares.
Registrar en la documentación de enfermería la situación actual del paciente.

4.4. Traslado a otro centro hospitalario

Consiste en enviar al paciente desde su lugar original a otro centro hospitalario, garantizando los cuidados de enfermería durante el traslado.

Material a emplear

- Medio de trasporte adecuado (silla de ruedas, camilla, etc.) hasta el vehículo de traslado.
- Equipo necesario para oxigenoterapia y sueroterapia, si precisa.
- Impreso autorizado de ambulancia.
- Bolsa con enseres personales del paciente.
- Informe médico y de enfermería al alta.

Condiciones previas

Comprobar la identidad del paciente a trasladar.
Notificar el traslado al servicio de admisión, dietética, farmacia y servicios centrales cuando tenga exploración pendiente.
Informar al paciente y familia la razón del traslado, lugar de destino y hora prevista.
Valorar estado general del paciente para escoger el medio de transporte adecuado.
Llamar al lugar de recepción para comprobar que todo esté preparado para recibirle.
Comprobar el buen estado de sueros, sondas, drenajes y el estado de higiene del paciente.
Preparar la medicación necesaria antes del traslado.
Recopilar historia clínica y anotar en los registros de enfermería la evaluación del plan de cuidados ejecutado y los problemas de enfermería en curso y todo lo realizado. Enviar al servicio de admisión.
Entregar el informe de enfermería al alta al paciente y familia.

Proceso de traslado
Asegurar una posición cómoda y adecuada durante el traslado.
Adjuntar los objetos personales del paciente.
Se trasladará al paciente acompañado de personal de enfermería si precisa.
Avisar al servicio de limpieza.
Avisar al servicio de admisión de la disponibilidad de la cama.


4.5. Traslado mediante silla de ruedas o camilla
Consideraciones Generales:

El paciente deberá estar bien sujeto para evitar caídas en su desplazamiento.
Evitar situaciones donde existan corrientes de aire o en lugares donde el enfermo pueda sentirse incómodo.
Como norma general, empujaremos la cama o camilla desde la cabecera de la misma, de tal manera que los pies del paciente sean los que vayan abriendo camino. Igualmente la silla de ruedas se empujará desde la parte de atrás de la misma, agarrándola por las empuñaduras.

Situaciones Especiales:

Cuando se tenga que bajar rampas con camilla, debemos situarnos en la parte inferior -piecero de la camilla- caminando hacia atrás, de forma que el paciente mire hacia nosotros. Si bajamos la rampa con silla de ruedas, también tirando de la silla hacia atrás, de forma que el paciente mire en la misma dirección que nosotros.
Para entrar en el ascensor debemos abrir la puerta e ir introduciendo la camilla por la parte de la cabecera, en primer lugar, o sea, entrará el celador primero y tirará de la camilla, de manera que la cabecera de la camilla entre en primer lugar.
Para salir del ascensor el celador abrirá la puerta y comenzará a sacar la camilla por el lado de los pies (si el ascensor fuera lo suficientemente amplio, girará la camilla dentro, y saldrá tirando de la cabecera) evitando al enfermo golpes de cualquier clase. Una vez en el pasillo se colocará en el lado de la cabeza del paciente, desde la cual empujará hacia delante, de tal manera que los pies del paciente sean los que vayan abriendo paso.
La entrada y salida del ascensor con silla de ruedas se efectúa también de espaldas. Entrará primero el celador tirando de la silla hacia atrás y una vez dentro dará la vuelta a la silla para salir nuevamente de espaldas.

4.6. Instrumentos que nos pueden servir de utilidad para la movilización

Los instrumentos de movilización nos facilitan la realización de determinadas acciones, especialmente aquellas en las que se requiere la movilización de pacientes.

Entre la variedad de instrumentos, destaca la utilización de sábanas para deslizar al paciente y movilizarlo. Sin embargo, existen muchos más:

TABLA DE TRANSFERENCIA (1)

Permite y facilita levantar a la persona en situación de dependencia.



GRÚAS (1)

Se usa para elevar o trasladar a las personas en situación de dependencia. Necesitan de un arnés que se puede situar en la cintura, piernas o ambos. Pueden ser manuales o eléctricas.

CAMILLA DE PALAS (2)

Consiste en una camilla con palas cóncavas que se separa en dos mitades longitudinalmente, lo cual permite colocarla por debajo del paciente con el mínimo movimiento.
Indicada para traslados de camilla o cama del paciente politraumatizado.
Para su utilización correcta hacen falta 3 profesionales.





5. Normas de movilización para enfermeros:

Muchas veces se trabaja a contratiempo para evitar perder minutos y no se utilizan grúas ono se espera a los compañeros, esto puede ocasionar contracturas, esguinces, hernias discales... (1)
Existen una serie de normas generales para realizar movilizaciones y traslados de pacientes,que tienen como objetivo evitar la fatiga y la aparición de lesiones como las mencionadas anteriormente.


Normas:

Retirar todos los objetos que puedan entorpecer la maniobra.
Aumentar la estabilidad corporal: ampliaremos la base abriendo los pies y adelantando unorespecto al otro, y descenderemos el punto de gravedad flexionando las piernas.
Utilizar los músculos mayores de los muslos y piernas en lugar de los menores de la espalda.
Deslizar o empujar en vez de levantar, ya que requiere menos esfuerzo.
No girar el tronco, dificulta la maniobra.
Pedir ayuda al paciente dentro de sus posibilidades.
Enseñar a usar al paciente las ayudas técnicas (asideros, triángulos...)

Importante:

No actuar solo si es necesaria asistencia.
En caso de que el paciente se caiga, no querer incorporarlo de golpe.
Sujetarlo y dejarlo suavemente en el suelo. Esperar la ayuda.


http://ajibarra.org/tecnicas-de-deambulacion

+ Leidos

Temas